NOTA DE PRENSA VELERO ENCAYADO EN LA HERRADURA

Nota de prensa


El incumplimiento de las normas básicas de prevención y la negligencia, fue la causa que motivó el encallado del velero en La Herradura.

Falta de prevención por no vigilar el velero continuamente durante el fondeó.

Normas básicas

Una vez fondeados, comprobaremos que el ancla está fijada. Observaremos la zona de borneo para comprobar que no haya rocas con las que el barco pueda golpear. Se debe vigilar la embarcación continuamente. Conviene vigilar y hacer marcaciones para comprobar que el barco no garree.

Puedes ver dos puntos de referencia en la orilla, o utilizar aparatos electrónicos como el GPS, un trazador de gráficos o un buscador de profundidad para hacer sonar una alarma si el barco se está moviendo.

Si hay cualquier cambio mínimo que pueda indicar que se van a producir condiciones adversas, se deberá levar ancla y abandonar el lugar de fondeo con suficiente tiempo para no quedar atrapados.

Si el viento, la corriente o la marea cambian y hacen que el barco se balancee sobre el ancla, puede volver a colocarse en el fondo. Si no lo hace, tendrás que volver a colocar el ancla. Es importante mantenerse alerta en todo momento cuando se está anclada.

Negligencia

Por dejar solo el velero sin mantener a bordo la tripulación suficiente para que en un momento de peligro se pueda levar anclas y abandonar el lugar lo más rápido posible.

Juan Calvo

Tlfn 638274332
Portavoz Andalucia del Grupo de Expertos No Gubernamentales del Sistema mundial de Socorro y Seguridad Marítima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.